WhatsApp Image 2017 01 25 at 8.18.25 PM

Foto realizada por Robinson Lópes Descanse

Comisionado DDHH OPIAC

 

Bogotá, 16 de noviembre de 2016

Doctor

LUIS ERNESTO GÓMEZ LONDOÑO

Viceministro

Viceministra para la Participación e Igualdad de Derechos

Ministerio del Interior

Dirección: La Giralda: Carrera 8 No. 7 – 83

PBX : (57) 1 2427400

Bogotá D.C.

E. S. D.

Respetado Doctor Gómez,

Reciban un cordial saludo de parte de la Comisión de Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas (CDDHHPI).

A través del presente escrito, los Pueblos y Organizaciones Indígenas de Colombia, con asiento en la Mesa Permanente de Concertación con los Pueblos y Organizaciones Indígenas, Comisión de Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas y Comisión Nacional de Territorio, nos permitimos manifestar públicamente nuestra postura con respecto a los aspectos enlistados a continuación:

  1. Frente al Proyecto de Ley Estatutaria a través del cual se pretende reglamentar la Consulta Previa; consideramos que el mismo transgrede los legítimos intereses de los Pueblos Indígenas, desconociendo nuestro intrínseco derecho a ser consultados de manera adecuada y los estándares normativos y jurisprudenciales de orden nacional e internacional que demarcan este Derecho Fundamental.
  2. El Derecho Fundamental a la Consulta Previa, Libre e Informada, es una realidad por la cual hemos luchado los Pueblos Indígenas en múltiples instancias; con lo cual jamás desistiríamos en avanzar en dicho ejercicio, con el lleno de los requisitos para ellos.
  3. Así las cosas, nos permitimos indicar expresa y públicamente que las organizaciones nacionales con asiento en la Comisión de Derechos Humanos y los pueblos de Colombia, NO renunciamos a nuestro legítimo derecho a la consulta previa, libre e informada.
  4. Consideramos que la reglamentación de la consulta previa que se adelanta a la fecha es, sin lugar a dudas, nociva para los pueblos indígenas en la medida en que desconoce los criterios mínimos para su desarrollo y puesta en marcha y niega los elementos base de negociación presupuestados en el decreto 1397 de 1996. 
  5. Hemos insistido como Organizaciones ampliamente representativas de los Pueblos Indígenas colombianos, en señalar la importancia de definir alternativas frente a las propuesta legislativas presentadas desde el gobierno, estando dispuestos a la reglamentación del derecho fundamental a la consulta previa a través de un protocolo, como instrumento concertado que demarcaría la implementación de este derecho fundamental. 
  6. Así las cosas, el documento propuesta de reglamentación debe ser construido conjuntamente y, sin lugar a dudas, debe partir de un texto nuevo en el que se recojan las propuestas que los Pueblos Indígenas hemos presentado en observancia del Convenio 169 de la OIT, la Ley 21 de 1991, la Declaración de Naciones Unidas para los Derechos de los Pueblos Indígenas y la Declaración americana sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, la jurisprudencia emitida por la Corte Constitucional al respecto; entre otros instrumentos nacionales e internacionales por medio de los cuales se salvaguardan nuestros derechos. 
  7. Rechazamos los conectores evidentes de la propuesta de ley estatutaria de Consulta previa, con los interés del gobierno de acelerar la locomotora minera en los territorios indígenas, los cuales son estratégicos. Por lo que consideramos que no se puede hablar de reglamentación de la consulta previa sin antes abordar temas determinantes como la militarización de los territorios indígenas, el subsuelo y el derecho al veto. 
  8. Encontramos, como víctimas del conflicto armado, que la reglamentación de la consulta previa, libre e informada a través del texto presentado, posee profundas contradicciones con los acuerdos de la Habana, toda vez que en el capítulo étnico se destaca la importancia este derecho fundamental como un eje vital del mismo y un aspecto determinante para su implementación. 

 

Por los puntos anteriormente expuestos, desde esta Comisión demandamos un proceso diáfano, honesto y transparente que nos permita generar mecanismos de reglamentación que no contradigan ni vulneren nuestros derechos como Pueblos Indígenas y que reconozca la importancia de la Consulta Previa, Libre e Informada como un derecho determinante para garantizar nuestra perviviencia física y cultural, diezmada por el conflicto armado, sus factores subyacentes y vinculados e intervenciones en nuestros territorios sin observar un mínimo de respeto por nuestra vida e integridad cultural.

Fraternalmente,

               COMISIÓN DE DERECHOS HUMANOS DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS

INTEGRANTES CDDHHPI